logo

Importancia de la actividad física durante el tratamiento de cáncer de próstata

Si padeces de cáncer de próstata, la actividad física será clave para una buena calidad de vida y pronta recuperación.

La actividad física es fundamental durante todo el proceso y se deberá realizar según la capacidad física del paciente. Incluso durante el tratamiento deberá procurar activarse de acuerdo con sus posibilidades. La quietud es enemigo de los tratamientos y pueden generar complicaciones mayores porque deja de promoverse el bombeo cardiaco, la circulación sanguínea e incluso se disminuye la masa muscular.

Por supuesto hay días en los que el paciente no quiere moverse, son días malos. Otro panorama es el de los pacientes desnutridos, aquellos que pierden mucho peso por el tratamiento, pero aún en estos casos es necesario llevar una vida activa para mantener la masa muscular y por ende tener una mejor respuesta al tratamiento.

Entre los ejercicios que se recomiendan está la caminata y el baile porque no se requiere equipo: “Yo les digo de broma que caminen de 20 a 30 minutos como si alguien les fuera a quitar su cartera, es decir no vamos a correr porque no queremos que se lastimen, pero tampoco vamos de paseo, es una caminata que requiere un mayor esfuerzo.” Comenta  la nutrióloga Norma Ortiz de Fundación Salvati

En el caso de los pacientes que fueron sometidos a cirugía, pueden comenzar a practicar ejercicio moderado después de un par de semanas. Es necesario evitar subir muchas escaleras o cargar cosas pesadas durante las primeras 8 semanas. (1)

También es recomendable la natación, pero solo cuando el médico lo autorice. En el caso de los pacientes que han recibido una cirugía, la herida ya debe haber cicatrizado y en el caso de que les hayan puesto algún catéter para las quimios deberán esperar a que se lo retiren.

Un paciente que solo pasó por quimioterapia y ya está en etapa de escaneo cada tres, seis ó 12 meses debe tener un estilo de vida saludable que incluya una actividad física diaria por lo menos de 30 minutos al día, ya sea que camine o baile, solo o con su pareja. Una vez que el paciente concluyó su tratamiento sería ideal que haga ejercicio una hora diaria.

La actividad física también es muy importante para combatir la ansiedad, los síntomas depresivos e incluso la sensación de fatiga frecuentes por el uso de hormonoterapia. El ejercicio también ayudará a incrementar el deseo sexual. (2)

Se recomienda iniciar la actividad física poco a poco, 10 minutos al día, e ir incrementando paulatinamente hasta llegar a los 60 minutos. Hay que evitar hacer ejercicio si tiene algún dolor y suspenderlo si durante la práctica comienza a sentir molestias.

Te recomendamos leer también:

Importancia de la buena alimentación en los pacientes con cáncer de próstata LINK


Dieta recomendable durante la quimioterapia para el paciente con cáncer de próstata LINK


Dieta recomendable durante la radioterapia para el paciente con cáncer de próstata LINK

________

Texto por Clara Sánchez para MOLACAP

Fuentes:
Nutrióloga Norma Ortiz de Fundación Salvati.
nutricion@salvati.org.mx
Tel 5516 2011 de lunes a viernes de 8:00 a 14:00

 

Dieta y cáncer: Recomendaciones en cáncer de próstata

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados. *

Síguenos en Facebook